Motores listos.
Rumbo definiéndose.
Destino elegido.

Todavía no es otoño, pero ya se sospecha.
Es el momento perfecto para empezar, el comienzo de año no fijado en el calendario.
Allá voy.

¿Qué más?

Terminé el libro que me ha tenido absorbida el último mes: Americanah de Chimamanda Ngozi Adichie.

Esta escritora ha sido mi descubrimiento de este año, la conocí a través de la charla TED: El peligro de la historia única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *